El proyecto PCI nace en 2016 con la ambición de ofrecer a nuestros clientes lo mejor de nosotros mismos y en base a la experiencia acumulada a lo largo de más de quince años por parte de los miembros fundadores  en el sector de la instrumentación industrial.

En el desempeño de nuestra antigua labor como empleados de compañías multinacionales del sector hemos detectado algunas de las carencias que éstas presentan debido principalmente a su condición de “grandes”. Para nosotros un cliente no resulta ni ha resultado nunca un mal necesario sino por el contrario la razón única de nuestra proactividad y motivación.

Nuestra máxima ilusión y objetivo final es el de resultar cercanos a nuestros clientes y proveedores para con ello lograr el objetivo común para lo que nuestro nivel de compromiso resulta total, desde el estudio de aplicaciones y prescripción de la solución más acertada hasta la instaslación y asistencia a la puesta en marcha y posterior seguimiento técnico que se pueda precisar.